Apple pagará 113 millones en EE UU por haber ralentizado a propósito los iPhone viejos


Un comprador muestra el nuevo iPhone 4 tras adquirirlo en una tienda de Apple en Nueva York.Imagen de archivo de un iPhone4

 

La multinacional de la manzana ha llegado a un acuerdo extrajudicial con 33 estados que la acusaban de engaño.

Es la segunda vez este año que Apple acuerda pagar una indemnización para evitar un juicio en EE UU.
Ya hay rumores sobre el iPhone 13: qué son las baterías de placa blanda y qué ventajas ofrecen.

La multinacional Apple ha alcanzado un acuerdo extrajudicial en EE UU por el que pagará 113 millones de dólares por haber ralentizado deliberadamente los modelos antiguos de sus teléfonos iPhone, según informaron este miércoles las partes.

Los demandantes en este caso son una coalición de 33 estados (entre ellos California, Texas, Arizona, Arkansas e Indiana) y el Distrito de Columbia (donde se encuentra Washington, la capital) que acusaban a Apple de haber engañado a los clientes y de haber escondido información relevante.

La firma que dirige Tim Cook admitió hace tiempo que había ralentizado el funcionamiento de modelos de iPhone antiguos como el 6 y el 7 mediante las actualizaciones del sistema operativo iOS, con el objetivo, según la compañía, de compensar la capacidad más limitada de sus baterías y prevenir así que los dispositivos se sobrecargasen y apagasen.

El iPhone 12 Pro cuesta 500 dólares más en la India que en Dubai
Ya hay rumores sobre el iPhone 13: qué son las baterías de placa blanda y qué ventajas ofrecen a los móviles de Apple

Sin embargo, hubo voces tanto desde los consumidores como desde los Gobiernos estatales que consideraron que lo que Apple estaba haciendo al ralentizar los modelos antiguos era empeorar su funcionamiento e incentivar así la compra de nuevos teléfonos y baterías, por lo que demandaron a la empresa.

El pasado marzo, la firma de la manzana mordida ya alcanzó otro acuerdo extrajudicial por el mismo motivo, en ese caso ante una demanda colectiva presentada por usuarios a los que aceptó pagar un total de 500 millones de dólares.

En los márgenes de la ley

Un elemento clave del caso es que aunque la práctica de Apple de ralentizar los iPhone para prevenir problemas con las baterías no fuese ilegal, según los abogados, el hecho de que la empresa no lo comunicase abiertamente a los afectados les hizo creer que se trataba de un problema de obsolescencia de sus teléfonos y les llevó a comprar nuevos modelos.

Siempre según los abogados de los demandantes, de haber sabido el motivo por el que sus teléfonos se habían ralentizado, los usuarios podrían haber reemplazado la batería en lugar de comprar un nuevo dispositivo, lo que hubiese tenido un coste económico mucho menor.

 

Ver información original al respecto en Fuente>

__________

NOTA: Los interesados en información sobre contrato de soporte Asistencia Tecnica de SATINFO y/o licencia de uso/actualizaciones de sus utilidades, contacten con info@satinfo.es
__________

Este blog no se hace responsable de las opiniones y comentarios de los textos en los que se cita la Fuente, ofreciendo su contenido solo para facilitar el acceso a la información del mismo.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Los comentarios y los pings están cerrados.

Los comentarios están cerrados.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies