Más de 2.000 millones de e-mails y contraseñas filtrados en Internet

Filtran contraseñas en texto plano

Hemos visto muchos casos en los que se han filtrado contraseñas y datos personales de los usuarios en Internet. Esto puede ocurrir por fallos de seguridad en las plataformas donde estamos registrados, pero también por errores que hemos cometido los usuarios. Sea como sea, una lista con una gran cantidad de direcciones de correo electrónico o incluso con contraseñas de cuentas tienen un gran valor en la red. Hoy nos hacemos eco de una base de datos expuesta en texto plano y que contiene más de 2.000 millones de direcciones de e-mail y contraseñas.
Base de datos con más de 2.000 millones de e-mail y contraseñas

Concretamente han sido encontradas 2.700 millones de direcciones de e-mail y contraseñas. Han participado Comparitech y el investigador de seguridad Bob Diachenko. No es la primera vez que ocurre esto. Como sabemos, una lista de direcciones de e-mail puede ser utilizada para enviar publicidad, entrar en campañas de Spam, intentar distribuir malware…

En este caso, según indican desde Comparitech, la base de datos contenía 1,5 TB de información. Aquí se incluyen los 2.700 millones de e-mail que hemos mencionado, así como contraseñas. Todo ello en texto sin formato, por lo que cualquiera podría acceder a esa información.

Esta base de datos ha sido descubierta a principios de diciembre de 2019 y estaba indexada al motor de búsquedas BinaryEdge. Días después se eliminó el acceso a la dirección IP donde estaba alojada esa base de datos.

Según informan desde HackRead, cuando detectaron la base de datos por primera vez contenía 2.600 millones de direcciones. Al tiempo de cerrar el acceso a esa base de datos la cantidad era de 2.700 millones. Esto significa que mientras los investigadores realizaban sus análisis y pruebas pudieron aumentar la cifra.

Hay que mencionar que principalmente fueron encontradas direcciones que proceden de cuentas de proveedores de Asia. Sin embargo también hay una minoría de e-mails de Gmail, Yahoo y Hotmail. Se trata de una lista de direcciones que habían sido robadas previamente pero ahora ha estado abierta sin formato.

La importancia de usar contraseñas únicas y cambiarlas

Todo esto que comentamos no hace más que indicarnos nuevamente la importancia de utilizar contraseñas que sean únicas y también la necesidad de cambiarlas frecuentemente. El hecho de usar una misma clave para varias cuentas podría derivar en un problema de seguridad importante.

Pongamos como ejemplo que tenemos una cuenta en una plataforma online que ha sido hackeada. Esa misma clave la estamos utilizando también en el e-mail o en alguna red social. Podría producirse un efecto dominó y que un atacante llegara a tener acceso a todas esas cuentas en las que utilizamos la misma clave.

Es aconsejable cambiar las contraseñas de manera periódica. Puede que nuestro e-mail o cualquier cuenta sufra un ataque en un momento dado y acabe en una lista como la de este artículo. Nosotros igual no lo sabemos y podría ser utilizado en un futuro. Es por ello que aconsejamos cambiar las claves periódicamente para agregar una barrera extra de seguridad.

 

 

Ver información original al respecto en Fuente>

__________

NOTA: Los interesados en información sobre contrato de soporte Asistencia Tecnica de SATINFO y/o licencia de uso/actualizaciones de sus utilidades, contacten con info@satinfo.es
__________

Este blog no se hace responsable de las opiniones y comentarios de los textos en los que se cita la Fuente, ofreciendo su contenido solo para facilitar el acceso a la información del mismo.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Los comentarios y los pings están cerrados.

Los comentarios están cerrados.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies