Huawei niega las acusaciones de blanqueo de capitales y robo de datos de Estados Unidos

La historia de Huawei y Estados Unidos sigue lejos de llegar a su fin. En una conferencia que tuvo lugar esta mañana en una corte federal de Brooklyn (Nueva York), la firma china ha sido acusada de 13 cargos por fraude bancario, conspiración para cometer fraude bancario, defraudar a Estados Unidos y blanqueo de capitales. Estos cargos afectan a Huawei y dos empresa subsidiarias, Huawei Device USA Inc. (Huawei USA) y Skycom Tech Co. Ltd. (Skycom), así como a Meng Wanzhou , Directora Financiera de la compañía. Huawei, por su parte, ha negado todas las acusaciones.

De acuerdo a los fiscales estadounidenses, “durante más de una década, Huawei empleó una estrategia de mentiras y engaños para dirigir y hacer crecer su negocio”. Estos cargos, continúan “dejan al descubierto el descaro de Huawei por las leyes de nuestro país y las prácticas comerciales globales estándar”. Asimismo, afirman que “empresas como Huawei representan una doble amenaza tanto para nuestra seguridad económica como para la seguridad nacional” y que esto debería servir “como una advertencia de que no toleraremos que las empresas violen nuestras leyes, obstruyan la justicia o pongan en peligro el bienestar económico y nacional”.

Huawei se defiende


Meng Wanzhou Meng Wanzhou, CFO de Huawei.

Ante estas acusaciones, Huawei ha emitido un comunicado en el que afirman sentirse decepcionados y en el que niegan haber cometido cualquier infracción de las leyes estadounidenses. Procedemos a copiarlo íntegro bajo estas líneas:

“Huawei está decepcionada al conocer los cargos presentados ayer contra la compañía.

Después del arresto de la Sra. Meng, la compañía buscó una oportunidad para discutir la investigación puesta en marcha por el Distrito Este de Nueva York con el Departamento de Justicia, pero la solicitud fue rechazada sin ninguna explicación.

En cuanto a la acusación de secretos comerciales interpuesta por el Distrito Occidental de Washington, ya fueron objeto de una demanda civil que fue resuelta por las partes después de que un jurado de Seattle no encontrara daños, ni conducta intencionada ni maliciosa.

La Compañía niega que ella, su subsidiaria o filial, hayan cometido cualquiera de las infracciones de la ley de EE.UU. expuestas en cada una de las acusaciones, no tiene conocimiento de ningún delito por parte de la Sra. Meng y cree que los tribunales de EE.UU. finalmente llegarán a la misma conclusión”.

De acuerdo a la acusación, el director financiero de Huawei y otros empleados engañaron “a numerosas instituciones financieras mundiales y al gobierno de los Estados Unidos con respecto a las actividades comerciales de Huawei en Irán”, una práctica restringida dadas las sanciones impuestas hacia dicho país.

Según el gobierno, Huawei habría tergiversado su relación con Skycom “afirmando falsamente que solo tenía operaciones limitadas en Irán”, lo que no violaría las leyes de los EEUU. Entre 2012 y 2013 se reveló que Huawei operaba en el país usando Skycom como filial no oficial y que Meng Wanzhou, la Directora Financiera, había trabajado en la junta directa de la empresa “mintiendo a los socios bancarios sobre la relación de Huawei con Skycom”.
Estados Unidos interpuso sanciones comerciales en Irán que entraron en vigor en agosto y noviembre de 2018

Aparentemente, Huawei habría “vendido su interés en Skycom a un tercero no relacionado en 2007”, quedando así como una suerte de socio comercial local de Huawei en Irán. Sin embargo, la justicia estadounidense afirma que “Huawei orquestó la venta para que apareciera como una transacción a distancia entre dos partes no relacionadas”, aunque la empresa seguía manteniendo el control”. Este plan se habría usado para blanquear más de 100 millones de dólares en transacciones con Skycom a través e los Estados Unidos.

A esto añaden que “Huawei y sus ejecutivos mintieron repetidamente a las autoridades gubernamentales de los Estados Unidos” y que se “proporcionó información falsa al Congreso”. En 2007, dicen, el fundador de Huawei dijo al FBI que la empresa no tenía “ningún tipo de trato directo con compañías iraníes” y que, por tanto, cumplía todas las leyes de exportación de Estados Unidos.

Los acusados son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, pero la investigación sigue en curso

En 2017, cuando Huawei se enteró de que estaba siendo investigada por el gobierno de Trump, “intentaron obstruir la investigación llevándose a los testigos con conocimientos sobre el negocio de Huawei en Irán a China”, más allá de la jurisdicción de Estados Unidos, “y mediante la destrucción y ocultamiento de pruebas”. Eso provocó que Meng fuese detenida en Vancouver y se esté buscando su extradición a los Estados Unidos. Presentarán una solicitud formal próximamente.

Por el momento, “los cargos en la acusación formal son simples alegatos y los acusados se consideran inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad”, aunque la investigación sigue en curso.

Ver información original al repecto en Fuente:>

Anterior información que ya publicamos en su día al respecto:>

__________

NOTA: Los interesados en información sobre contrato de soporte Asistencia Tecnica de SATINFO y/o licencia de uso/actualizaciones de sus utilidades, contacten con info@satinfo.es
__________

Este blog no se hace responsable de las opiniones y comentarios de los textos en los que se cita la Fuente, ofreciendo su contenido solo para facilitar el acceso a la información del mismo.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Los comentarios y los pings están cerrados.

Los comentarios están cerrados.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies