Microsoft “atraca” en Bilbao

Simonyi, magnate informático de origen húngaro, fue durante 21 años uno de los obreros del imperio Microsoft, al mando de Bill Gates, quien le contrató directamente como uno de los primeros programadores de la empresa. Creador de los programas Word y Excel, atesora a sus 62 años una fortuna que ronda los mil millones de dólares. Dinero que le ha permitido embarcarse en aventuras tan dispares como la de viajar al cosmos para estudiar los efectos de los vuelos espaciales sobre la osteoporosis y los dolores de espalda.
Ingeniero y filántropo, ordenó construir su yate al prestigioso astillero alemán Lürssen Yachts, a finales de los 90, y tres años después consiguieron materializar su proyecto. Simonyi ya tenía ‘juguete’. Casi 2.000 toneladas de capricho que bautizaría con el nombre ‘Skat’.

Ha viajado en dos ocasiones al espacio, en clase turista. La primera en 2007 y la segunda en marzo del pasado año. Esta vez no ha puesto rumbo a las estrellas, pero tampoco ha escatimado en gastos. Ha preferido surcar el Cantábrico para arribar en Bilbao a lo grande. El multimillonario Charles Simonyi llegó el domingo por la noche a bordo del ‘Skat’ a las puertas del Museo Marítimo. Allí descansa su lujoso yate de 70 metros de eslora, cuya estampa imponente es una mezcla de buque de guerra y mansión flotante.

Abanderado en las Islas Caymán, ha echado el ancla en puertos croatas, franceses, alemanes y, ahora, en Bilbao. Ayer, el muelle bajo el Euskalduna estaba más transitado de lo habitual. Uno de los viandantes, José Luis, interrumpió su rutinario paseo por la zona al otear, ya de lejos, un «navío espectacular». «El barco es fenomenal. Que gente tan importante venga a Bilbao es muy positivo, porque le da nivel a la ciudad. Al final, si no hablan de ti o no te conocen, no eres nadie», argumenta.
Alto confort
Admirando la proa, y también atónito ante «tanta elegancia y confort», estaba Luis Bahamón, un marinero gallego, ‘perro viejo’ en la mar. Tras ojear con sana envidia el megayate, comparaba el trabajo que le ha tocado vivir en alta mar y el de la tripulación de Simonyi. «¡No es lo mismo estar en un buque de carga que en esta embarcación! Aunque seguro que esta tripulación será muy disciplinada y tendrá mucho trabajo para dejarlo tan limpio», apunta. «No sé por qué no habrá atracado en Getxo, que es donde suelen ir este tipo de barcos», se pregunta.
Sentado frente a ‘Skat’, que parte hoy hacia otras latitudes, descansaba Josetxu junto a su hija. El domingo a la noche se encontraba trabajando cuando tuvo la suerte de verlo con las luces encendidas. Y nada más levantarse no dudó en visitarlo a plena luz del día. «Es lo más extravagante que he visto nunca. Ni en Puerto Banús he encontrado yates como éste», explica. «No sé quién será el dueño, pero estoy seguro de que no le gusta la mar. Será el típico que saca el barco dos veces al año y luego estará en tierra de fiesta y de cachondeo», se aventura a afirmar.
Jóvenes curiosos tampoco faltaron a la vera del ‘Skat’. Antonio Jiménez bajaba en coche hasta Deusto y no pudo aguantar la emoción de verlo de cerca. «Me pregunto si el helicóptero que lleva arriba será de verdad», comenta embelesado. «Un tío tan millonario como éste a saber a qué ha venido a Bilbao…», elucubra. Sus hipótesis apuntan a la gastronomía: «¿Habrá sido por los pintxos?».
EL ‘SKAT’:
Un acorazado de ensueño: Este megayate, bautizado como proyecto 9906, fue construido por los astilleros Lürssen Yachts de Bremen, Alemania, en 2002, reconocidos por su larga tradición a la hora de fabricar grandes barcos y buques militares ligeros.
Dimensiones: El coloso flotante, con un diseño exterior inspirado en las fragatas de guerra y hecho a medida de su propietario, tiene 70metros de eslora, 13,5 de manga y 3,72 de calado.
Características: Sus 1.998 toneladas son propulsadas gracias a un sistema de motor diesel-eléctrico que le permite alcanzar una velocidad máxima de 17 nudos, es decir, 33 kilómetros por hora. El gigante es capaz de alojar a diez invitados y un máximo de veinte tripulantes.
Instalaciones: Esta imponente nave cuenta con helipuerto, ‘solarium’ y diversas terrazas. Su diseño rectilíneo, diáfano y minimalista guarda en su interior instalaciones tales como gimnasio, bar, ‘jacuzzi’ o biblioteca
 Fuente

Comentario:

Dichoso él con su juguetito … 🙂

saludos

ms, 6-7-2010

__________

NOTA: Los interesados en información sobre contrato de soporte Asistencia Tecnica de SATINFO y/o licencia de uso/actualizaciones de sus utilidades, contacten con info@satinfo.es
__________

Este blog no se hace responsable de las opiniones y comentarios de los textos en los que se cita la Fuente, ofreciendo su contenido solo para facilitar el acceso a la información del mismo.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Los comentarios y los pings están cerrados.

Los comentarios están cerrados.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies